Iximché (o Iximche’ en la ortografía kaqchikel) es un sitio arqueológico precolombino en el altiplano occidental de Guatemala. Desde su fundación en 1470 hasta su abandono en 1524, Iximché fue la capital del reino maya kaqchikel en el Posclásico Tardío. La arquitectura del sitio incluye un número de templos piramidales, palacios y dos campos de juego de pelota mesoamericano. Durante las excavaciones del sitio se descubrieron los restos de murales pintados -en mal estado de conservación- en algunos de los edificios y amplia evidencia de sacrificios humanos. Las ruinas de Iximché fueron declaradas Monumento Nacional de Guatemala en la década de 1960.1 El sitio cuenta con un pequeño museo con una exhibición de piezas que se hallaron durante las excavaciones, incluyendo esculturas y cerámicas. Está abierto al público todos los días de la semana.2 Durante muchos años, los kaqchikeles eran aliados leales de los maya quichés.3 Sin embargo, el crecimiento del poder de los kaqchikeles dentro de esta alianza finalmente causó tantas tensiones que los kaqchikeles se vieron obligados a huir de la capital de los quichés y de fundar la ciudad de Iximché.4 los kaqchikeles establecieron su nueva capital en una cumbre con buenas defensas naturales, casi totalmente rodeada de profundos barrancos.5 La ciudad de Iximché se desarrolló rápidamente, y dentro de 50 años de su fundación alcanzó su extensión máxima.6 Los gobernantes de Iximché eran conformados de cuatro nobles principales, extraídos de los cuatro clanes más importantes del pueblo kaqchikel, aunque solo eran los señores de los clanes Sotz’il y Xajil quienes poseían el poder real.7

Leave a Reply

Your email address will not be published.